El verano ya está aquí, una época en la que se acumulan diferentes celebraciones. En verano se suceden bodas, fiestas patronales o festejos informales para celebrar las vacaciones. Esta época del año invita a celebrar el buen tiempo y los días largos que tanta alegría nos dan. La climatología estival nos obliga a adaptar la ropa de nuestros peques, que vestirán de una manera más fresca.

Ropa fresca y ligera


Para aquellas celebraciones que tengan lugar durante el día os recomendamos vestir a los niños con prendas de tonos claros y tejidos frescos. Os proponemos tejidos ligeros y cómodos que permitan que el peque esté cómodo y no pase calor. Asimismo, es importante asegurarse de que el peque está a gusto con su indumentaria para que pueda moverse libremente. Queremos que los niños sean niños y se diviertan. Queremos que se sientan bien y cómodos en cualquier momento.

En cuanto a tejidos, en verano el rey es el algodón. Buscaremos diferentes combinaciones de prendas confeccionadas con este tejido. El algodón, por su transpirabilidad y su suavidad, es el material ideal para recubrir la piel de los más pequeños. Hay que evitar el uso de fibras sintéticas. Por otro lado, evitaremos prendas con costuras muy pronunciadas que pueden producir rozaduras en zonas sensibles como las axilas.

Estilos


Para gustos, los colores. En nuestra opinión es importante que tengáis en cuenta los gustos y estilos de vuestros hijos. La moda infantil ha evolucionado muchísimo y ya existen conjuntos y prendas para todos los estilos sin que parezca que van disfrazados. No importa si tus hijos son aventurer@s, rocker@s, caballeros o princesas… hay moda al gusto de todos.

Presumidas/elegantes


A veces, cuando queremos que nuestros hijos vayan elegantes los sobrecargamos con adornos para que parezca que van más arreglados y al final conseguimos el efecto contrario. Por otro lado hay que prestar atención a los adornos, accesorios y abalorios ya que algunos de ellos están elaborados con materiales metálicos que provocan reacciones alérgicas en la piel. Asimismo, estos adornos podrían estar recubiertos de colores elaborados con pinturas plásticas que contienen plomo un componente tóxico en caso de ser ingerido por el niño.

Para aquellas niñas más presumidas nuestra apuesta son los vestidos y faldas combinadas con chaquetitas. Sabemos que a tu hija le gusta estar siempre mona, pero no olvidemos que sigue siendo una niña. Seguro que también le gusta correr y jugar con los demás niños.

En cuanto a los niños, las opciones van desde un esmoquin – una alternativa muy elegante aunque deja poca libertad para los juegos – hasta el pantalón y americana, pasando por algo más cómodo como una camisa y pantalón corto.

Marineros

Los niños aventureros sueñan con descubrir grandes tesoros ocultos en alguna isla remota. Para ellos os recomendamos un look marinero que por ejemplo se componga de pantalones en azul marino y una camiseta de rayas. También podremos utilizar tonos pasteles, blancos o estampados.

Casual

Si prefieres optar por un outfit más informal podrás combinar diferentes prendas para conseguir el aspecto deseado. En este caso podrás jugar con jeans, chinos, bermudas, faldas, camisas, polos, camisetas, zapatos y zapatillas. Prueba diferentes combinaciones y elige la que más te guste. Nosotros te recomendamos la combinación de un pantalón en tonos mostaza con un polo a rayas. En caso de que el evento sea por la noche, le puedes sumar un jersey azul marino.

Elijas la combinación que elijas, acuérdate de que son niños y aunque la ceremonia sea formal, querrán jugar. Su comodidad es importante.