Diciembre, un mes especial por varios motivos. Por ser el último del año, porque es el mes de las navidades y celebraciones y porque es un mes lleno de excusas para lucir modelitos reservados para ocasiones especiales.

Las Navidades son una época llena de citas, fiestas y reuniones sociales. Y allí donde haya una ocasión especial, hay un look donde elegir. Normalmente las invitaciones a este tipo de citas o fiestas suelen venir acompañadas de un dress code correspondiente, ya sea smart casual, black tie, work appropriate… Lo que es más difícil acertar es cuando se trata de una reunión familiar porque es más confuso. Todo depende del momento del día, del lugar de la celebración, de los asistentes…

Así que hoy vamos a ver algunas ideas sobre lo que debemos o no debemos llevar según el tipo de celebración:

Acierta con tu look en la cena de empresa

No será lo mismo una comida de Navidad con los compañeros de trabajo y sin jefes en ese restaurante de moda que una cena corporativa en una hotel o sala.

Por este motivo hay ciertas normas a la hora de vestir que te harán quedar bien e ir apropiada para la ocasión.

Comenzamos por el tipo de tejido que son adecuados para este tipo de eventos. Ahora que es Navidad los tejidos con texturas están permitidos, prendas de terciopelo, lentejuelas, seda, cashmere…

Si no es ahora… ¿cuándo los vamos a lucir? Lo mismo ocurre con los colores, al ser invierno los colores oscuro predominan en nuestro armario. Colores como el cereza, burdeos, azul noche, verde esmeralda, tonos metalizados suaves y moderados y, por supuesto, el negro son los preferidos para estos eventos navideños.

Por otro lado, en cuanto a los complementos, elige los que te aporten un toque luminoso, es el momento de ser “exagerado”, de brillar con ese collar especial, esos pendientes dorados largos y vistosos, una sortija llamativa, etc…  Pero ten cuidado y no te adornes demasiado o acabarás pareciendo un árbol de Navidad, a veces menos es más y este tipo de piezas pueden aportar el brillo que buscamos con solo una pieza que complementa nuestro look.

Ahora que ya sabemos que podemos llevar para una cena navideña de la empresa, pasemos a ver lo que nunca jamás deberíamos ponernos para eventos de este tipo.

No hace falta decir que los vestidos y faldas demasiado cortas están totalmente fuera de lugar. Lo mismo ocurre con los  tops o escotes de vértigo, aunque sean escotes de espalda.

Se trata de una cena con compañeros de trabajo, así que las prendas muy ajustadas, transparentes o los estampados animalistas no tienen cabida en el look elegido para la ocasión.

Por otro lado, aunque sea Navidad y sientes que rebosas espíritu navideño, no recurras a prendas con motivos navideños como cometas con mensaje y jerseys de renos.

Nochevieja, una oportunidad de imaginarte en la alfombra roja. O no…

La última noche del año es una ocasión perfecta para lucir vestido de noche, una prenda que el resto del año permanece en el olvido. Pero ¡ojo!, conviene diferenciar entre estilismos para salir de fiesta con amigos a un cotillón, por ejemplo, o cenar en casa con la familia.

Si optamos por pasar la noche en una fiesta de gala, podemos escoger entre el look más clásico y sexy con un vestido donde está permitido enseñar escote y pierna para atraer a la buena suerte para el próximo año. Un jumpsuit largo es una opción igualmente válida.

Si la ocasión es poco más informal, podemos dejar paso a las tendencias de moda y adecuarlas a una ocasión como tal. Podemos apostar también por un look masculino y sexy, como esmoquin negro o por ejemplo, un pantalón en algún tejido rico combinado con un top de pedrería o cristales. Completa tu look con plumas, hombreras y taconazos de algún color que destaque, por ejemplo.

El negro es el color clásico, pero si prefieres colores claros, recuerda que un rosa palo puede ser una muy buena opción. Combínalo con una estola de piel negra y clutch y zapatos negros. Tu imagen será más dulce y al mismo tiempo elegante.

También puedes optar por un vestido corto de lentejuelas, faldas de tul y mucho volumen. Aquí sí están permitidos los escotes, palabras de honor y espaldas bajas. Recuerda que está recomendado “abusar” de los complementos.

Una cena de Nochebuena con la familia de lo más cómoda y natural

El acierto seguro es, como casi siempre, un LBD, es decir, un ‘little black dress‘ o, lo que es lo mismo, un minivestido negro que es un fondo de armario obligatorio porque no salva de más de una. Para esta ocasión, está permitido llevar alguna transparencia discreta o simplemente con algún detalle bordado que le dé un toque más festivo.

En cuanto a los complementos, aquí sí que puedes jugar más. Si no te apetece usar taconazos de aguja, lleva un botín de tacón cuadradito y con algo de plataforma, que te dará un toque rockero a tu look. Tampoco te pases con el peinado y olvídate de los recogidos pomposos. El pelo suelto o con una sencilla coleta setentera completará una imagen fresca pero elegante. Lo mismo con el maquillaje, algo suave en los labios y podemos potenciar algo más los ojos.

También es una buena idea optar por un vaquero ajustado y tobillero, taconazos de aguja en algún color brillante y un top negro de lentejuelas o algún tejido brillante.

Con estos tips esperamos ayudarte a que vayas adecuada para cada ocasión, pero sin salirte de las tendencias de moda y con un toque personal. Hay que intentar que, aunque no nos vistamos así normalmente, mantengamos nuestra seña de identidad para no parecer que vamos disfrazados.

Si aún así no te decides, puedes reservar una cita con nuestra personal shopper Karoline.  Estamos seguros de que te ayudará a encontrar tu estilo más personal para estos looks navideños y que vayas perfecta sin dejar de ser tu misma.

the-exclusive-experiencie-zetazeta